Publicado en: Datéate al Minuto Edición No 42

Por: Tatiana Salamanca.

El Hip Hop es un movimiento artístico cultural conformado por Dj, el graffiti, el break dance y el rap. Surgió alrededor de los años 70s, especialmente en el Bronx y en los barrios bajos de New York, donde había influencias afroamericanas. Dicho género nace debido a la necesidad que tenía la sociedad de expresar su inconformidad frente a diferentes situaciones, de esta manera, sentaban su voz de protesta ante un Estado que no se preocupa por los ciudadanos de a pie y sus necesidades.

Alrededor de los años 80s llega el Hip Hop a Colombia, década en la cual ya se presentaban variedad de movimientos culturales, políticos y sociales debido a la inconformidad de la sociedad con el Estado por temas de corrupción, salud y educación pública, pobreza, narcotráfico, microtráfico, sicariato, entre muchas otras problemáticas que solo alimentaban la furia, el desencanto e inconformidad de una sociedad que no se sentía escuchada y apoyada.

Así surgieron artistas que le apostaron a este género en Colombia. Existen grandes representantes que hoy en día son exponentes de talla mundial. Flaco Flow y Melanina son unos de ellos. Integrado por Dagoberto Ramos, más conocido como “Flaco Flow” es oriundo de Buena Aventura, pero gran parte de su adolescencia la vivió en Cali y es en esta ciudad donde su vida cambia por completo y conoce a su compañero de escenario y uno de sus más grandes amigos, Hugo Caicedo que vivía en Charco Azul, en el distrito de Agua Blanca , en Cali. Es así como deciden unir fuerzas y empezar un proyecto guiado por los beats, la escritura y las ganas de salir adelante y con un solo objetivo, hacer rap colombiano y ser los mejores.

Con su primer disco logrado en conjunto con la entonces agrupación “Guetos Clan”, grupo que con el tiempo se disolvería, Flaco Flow y Melanina, visitan por primera vez a Bogotá. Gracias a esta experiencia Dago y Hugo deciden venirse a ojo cerrado hacia la capital y emprender un solo sueño, hacer música. “Cuando te decides por hacer Hip Hop sabes que muchos no estarán de acuerdo, pero así es el rap; ir en contra y sentar una voz de protesta. Por otro lado, vimos que la escena del rap en Bogotá estaba más desarrollada y en Cali no había productores para hacer nuestra música, por lo tanto dejamos todo y emprendimos el viaje”.

 En esta ciudad, en ocasiones fría y colapsada, deciden estos dos jóvenes emprender un camino que sabían que no iba a ser sencillo, sin embargo, la esperanza y el esfuerzo lo pueden más. Conocen a Bernando Guevara, distinguido en el mundo de la música como Benny Bajo, quien a partir de ese momento decidió montarse en la idea y ser el productor de esta agrupación. Sin que se dieran cuenta, en 2003 grabaron su primer álbum musical. A partir de ese momento se desataron todo tipo de oportunidades las cuales los llevarían a lugares y escenarios que sus mentes jamás imaginaron.

En 2001 y con un disco ya hecho se presentaron en la convocatoria “Hip-Hop al Parque” pero no pasaron “yo me pegué una desilusionada, no quería creer que no habíamos pasado” dice Dago entre risas ya que hace mucho que no recordaba viejos tiempos que le trajeran lindos recuerdos. Para el 2003 nuevamente se acercaba dicho festival, con la fe intacta y más maduros en el tema, deciden inscribirse al festival por segunda vez. Por ese tiempo Flaco Flow y Melanina ya estaban de gira por 5 países de Europa y Suiza promocionando su disco “Polizones”, para cuando regresan a Colombia se topan con la gran sorpresa de la invitación para presentarse en este importante festival de Hip Hop.

En las canciones de esta agrupación siempre podrá ver reflejado la cotidianidad, la rabia, la tristeza, la crítica, pero también la amistad, el amor, el baile, la fiesta y la vida. “cuando vivimos en el distrito de Agua Blanca, era un barrio muy popular y pesado, allí se ve la violencia día a día y podrás ver noticias de que mataron a tu amigo o vecino por robarlo, por ajuste de cuentas, incluso por una bala perdida” señala Mela, mientras recuerda cómo algunos de sus amigos que estaban en el grupo de teatro o los amigos con los cuales salía a parchar un rato, por culpa de la violencia, hoy no están en este mundo. Dago explica porque algunos de sus temas hacen que la gente se sienta identificados con ellos, con su esencia y la forma de hacer rap “nosotros hicimos la canción de “La jungla” porque no estamos de acuerdo con prestar el servicio militar. “Grave error” está dedicado al abuso de poder por parte de la policía. Y es precisamente porque son historias que hemos vivido y en las que muchos jóvenes se ven expuestos día a día. Hay un tema llamado “Historias” donde contamos anécdotas, historias de nuestros amigos, cosas que pasaban en el barrio”.

Afirman que cada proyecto realizado, cada gira promocional lo han podido sacar y mantener con dinero propio, nunca con dinero del Estado. Pero, ahora bien, lo álgido del asunto es lograr entender cómo un artista perteneciente a este género, y que quiera ganarse la vida haciendo rap, pueda mantenerse, es decir, vivir de hacer esto. El rap en Colombia no es un género comercial que les permita a los artistas ir a determinados escenarios o espacios para promocionar su música y hacerse dar a conocer, como sí sucede con el reggaetón o el género urbano. Por otro lado, no es apoyado de la misma manera como otros géneros en Colombia, no hay variedad de productoras que le permitan al artista la oportunidad de tener alternativas, no hay verdadero apoyo distrital, y así infinidad de inconvenientes que solo son baches para los que quieren ganarse la vida en este género.

 Mela reflexiona frente a sí hay o no igualdad de oportunidades para que artistas amantes del rap y promotores, puedan hacer y promocionar su música, después de poco tiempo y con seguridad responde “Este es un género no tan comercial, por lo tanto, no tenemos la opción de ir a una emisora o ir a un canal de televisión porque, de hecho, los dueños de esto son los que tienen oprimido al país. Así pues, no hay medio para educar y sensibilizar al país. Pero, es por esto que nos gusta y encanta hacer música social y de protesta”. Benny, el productor de este grupo  expresa “todos mis ingresos son a través de la música, pero tuve que diversificarme para producir, para mantenerme debo hacer otras cosas, pero todas las hago en relación a la música (…) en algún momento pensamos vivir 100% del rap pero el mismo género nos frenó” finaliza tajante.

Y así como Flaco Flow y Melanina existen muchos jóvenes que le apuestan a este género y consideran que el rap es el único medio que tienen para expresar su inconformismo frente a una sociedad que se hunde en medio de la corrupción, donde el índice de mortalidad de niños crece y el Estado no hace nada para cambiar esto. Sebastián Cipagauta, conocido como “Luzbe”, hace más de 8 años que escribe sus propias canciones y las produce. Sin embargo, esto no fue fácil, afirma que con las uñas y dinero que tuvo que ahorrar durante 3 años, pudo crear en su casa un estudio de grabación. Afirma que la decisión la tomó debido a que varios de los productores no le hacían el favor o cobraban mucho dinero. Luzbe actualmente trabaja en su primer álbum y ya cuenta con 9 temas grabados. Así es como nace “Moswar Records”, una productora que le da la mano aquel que quiera hacer rap.

 Por otro lado existe un grupo, que sí usted es de aquellos que se transporta diariamente en Transmilenio, seguramente se ha tropezado con ellos alguna vez, Johan Neuta “Bug Man” y Jhoan Grimaldo “Jah-Guar”. Amantes de escribir canciones y del rap, la música que inspira soñadores empedernidos. Son jóvenes que diariamente se rebuscan el dinero en Transmilenio y para esto preparan una serie de repertorio que son de su propia autoría. Bug afirma que “Transmilenio es una especie de tarima para darse a conocer y de paso ganar algo de dinero” finaliza diciendo que esto es solo un medio, está seguro que permanecerá allí mientras sale algo mejor.

Este tipo de actuaciones en Transmilenio están penalizadas en el nuevo código de policía que empezó a regir a inicio de enero del presento año, lo que me hace pensar en que deben ser muy limitados los espacios o no hay para que los jóvenes que quieran dar a conocer su música y hacer rap lo puedan hacer y no tengan que recurrir a estos espacios que no son los más adecuados. Jah-Guar dice “la verdad es que si hay espacios, pero no son suficientes. Somos demasiados artistas. Pero nosotros estamos creando espacios y colectivos con los cuales estamos tratando de surgir (…) nosotros somos los mismos que ponemos el dinero o hacemos vaca, hacemos lo posible para alquilar el sonido, inscribirnos a convocatorias y hacerlo todos juntos”.

Después de todo este trayecto la visión femenina era fundamental, para ello me contacté con Lorena Torres, más conocida como “Electra Rap”. Ella es una de las pioneras en el rap colombiano, es una dura moviéndose por todo lado para hacer convocatorias, crear y desarrollar eventos, para componer canciones y, sobre todo, para sacar plata de donde no hay para invertirle, no solo a su música, sino a la de los demás. En una larga conversación que sostuvimos me habló de los espacios que existen para que los artista puedan desarrollarse en la escena musical y cómo se les apoya para que llegan a escenarios latinoamericanos importantes.

 Por otro lado, habla de la mujer rapera en este mundo y asegura que lamentablemente son muy pocas las mujeres exponentes del género que realmente se ponen la camiseta y luchan por sacarlo adelante, sino que son más las que se preocupan por lo vano. Sin embargo, indica que “hay chicas muy buenas lo que les falta es buscar un espacio, la idea es que busquen y no esperar que las llamen sino ir a buscarlos.

 Electra lleva más de 12 años trabajando fuertemente para que las mujeres raperas tengan un espacio importante y se les reconozca como artista. Asegura que “en este medio hay mucho individualismo por tanto hay personas con mucho talento que no progresan y eso es algo que se debe cambiar, y sin duda crear más espacios y fortalecer los que ya hay”. El rap no se puede estigmatizar, al que se tiene que estigmatizar es al Estado por no brindar oportunidades para no permitir que dicha persona busque el refugio en esto. En la escena underground es más difícil hacer rap porque tenemos que recurrir a estos espacios como el bus o Transmilenio y por tanto se sigue estigmatizando”.

 Todos concuerdan que Colombia es un país que va en potencia en torno a la creación de nuevos artistas. Flaco Flow y Melanina no saben si alcanzaran a ver ese cambio, pero están seguros de que sucederá. Por otro lado, Bug Man y Jah-Guar coinciden en que “queremos trabajar mucho y grabar. La idea es que la gente se lleve algo de uno, dejar huella en el género y en nosotros mismos. Queremos viajar, conocer, cumplir los sueños.” Se ve los sueños y anhelos en sus ojos, sus palabras demuestran seguridad y verraquera, la cual no debe faltar sí quieren ser artistas en este mundo del Rap, finalmente Bug remata diciendo “este es mi sueño y mi reto personal”.